Mensaje de bienvenida

¡Bienvenidos todos al cine de Gelen!

Yo soy Gelen, y aquí podréis leer mis críticas de cine, tanto de películas de cartelera como de películas más antiguas.

¡Espero que disfrutéis leyéndolo tanto como yo escribiéndolo!

Series.ly: La mejor manera de ver series online

15

Publicado el domingo 30 de octubre de 2011 a las 17:48 | por Gelen
, , , , ,


Con la llegada de la TDT (Televisión digital terrestre) han aparecido como setas, decenas de cadenas que se disputan los mismos espectadores que antes, pero como la competencia es tan grande el pedazo de pastel es cada vez más pequeño. El resultado es un maltrato constante a los pobres usuarios en función de las audiencias.

Cada vez se espera menos a que un producto funcione, por lo que si una serie tiene poca audiencia, seguramente se eliminará de la parrilla en menos que canta un gallo, o la moverán a distintas franjas horarias sin que te aclares con ninguna.

Otro problema importante es el tema de la publicidad, algunas cadenas por aquello de competir entre ellas encarnizadamente, ajustan su publicidad al del resto de canales, dando como resultado cortes en series y películas sin ningún tipo de cuidado que dan al traste con la trama (Da igual si una frase queda a medias, el caso es arañar televidentes)

Así que por este motivo, los amantes de las series nos hemos tenido que buscar alternativas a la tele para poder verlas con el respeto y la atención que se merecen.

¡Y yo he encontrado la mejor web para ver series que circula por Internet!

No es exageración, seguro que muchos ya la conocéis, se llama series.ly y tras este sencillo nombre se esconde una de las páginas con más variedad y más calidad de series que conozco. Aún está en sistema Beta, por lo que es necesario ser invitado por otro usuario para acceder a su gran oferta.

¿Sabéis que es lo que realmente diferencia a Series.ly de cualquier otra página de series on line? ¡¡Que no hay restricción de tiempo!! Seguro que más de una vez os habéis acordado del "genio" que inventó el límite de 72 minutos de Megavideo, pues aquí no tendréis problemas, podéis ver la serie sin ningún tipo de interrupción, los capítulos que queráis, y nada de levantarse para apagar el router o esperar minutos interminables...




Además también tiene como ventajas que tu mismo puedes ayudar facilmente a hacerla un poquito mejor, reportando los capítulos que están mal, o incluyendo aquellos que faltan. También tiene un sistema de votación de series, y otro de puntos, que irás consiguiendo cuántas más acciones hagas en la web, y que te facilitarán acceso a más servicios.

No os creáis que los administradores de Series.ly me pagan por decir esto (ojalá, y si me escuchan ahí dejo la idea :D) pero creo que este tipo de cosas hay que compartirlas con la gente, porque cuantos más seamos, mejor podrá funcionar la web y de más series y películas podremos disfrutar nosotros.

Yo tengo invitaciones para aquellos a los que le pueda interesar (y de verdad que os lo recomiendo) así que si alguien quiere ver series sin cortes que me escriba a cinedegelen@gmail.com o me deje en los comentarios su correo electrónico y os mandaré vuestra invitación.

Seguro que no os arrepentís aunque os advierto una cosa, tiene contraindicaciones, puede mermar vuestra vida social. ¡Que lo disfrutéis!

Footloose (2011) o cómo volver a los 80 sin cardarse el pelo

2

Publicado el miércoles 26 de octubre de 2011 a las 16:36 | por Gelen
, , , ,



Por si este año no nos habían dejado claro que las ideas originales no cotizan al alza, el 4 de Noviembre se estrena en nuestro país el remake de la película de los 80 Footloose

Cuando alguien decide hacer un remake, escoge entre dos opciones, coger una idea y adaptarla a los nuevos tiempos y a su forma de ver la historia, o copiarla plano a plano, incluir cuatro novedades tecnológicas que antes no existían y cambiar a los actores. ¿Adivinais qué camino escogieron para grabar esta película?

Aquellos que habéis contestado la segunda opción, están en lo cierto. La Footloose de 2011 es exactamente igual que la Footloose de 1983 y entre medias han pasado la friolera de 28 años, parece que algo no cuadra.

Aquellos fans nostálgicos que vieron en las caderas de Kevin Bacon un signo de rebeldía y libertad, puede que disfruten al recordar tiempos pasados, pero para el resto, que nos pilló algo pequeños, la fórmula no encaja.

Para los que no han visto la original: Ren es un adolescente que llega a un pequeño pueblo sureño tras morir su madre, y en el que descubre unas estrictas leyes, que prohíben bailar, ya que años atrás un grupo de estudiantes murió en un accidente al volver de una fiesta.

Está claro que no tiene una gran guión y la historia es tan simple que se desploma sólo con leerla, pero insisto, en los años 80 tenía su sentido. Hoy pensar en un adolescente de 17 años en pleno siglo XXI, con móvil y acceso a internet ilimitado al que le prohíban bailar por ser pernicioso para su moral, me parece un chiste absurdo.



Es curioso que aunque sea una película destinada a un público principalmente joven, los protagonistas no sean casi conocidos (a pesar del increíble y espeluznante parecido de la actriz principal con la inefable Miley Cirus) un error garrafal que podría haber distinguido esta cinta de una película de sobremesa corriente. Que nadie piense que las ridículas actuaciones de Dennis Quaid y Andy Macdowell le pueden dar un poco de lustre, porque no es así, todo lo contrario.

Como todos supondréis no falta ni uno de los ingredientes básicos de las comedias románticas aderezadas con música: romance, oposición de los padres, peleas con gallitos del pueblo, algunas gracietas y un final moralizante que te deja un regustillo nauseabundo con la llegada de los créditos.

Footloose es más de lo mismo, una historia completamente descontextualizada que no ofrece nada nuevo. La verdad es que se acerca un invierno muy intenso con grandes (y esperadísimos) estrenos, para detenerse en algo así.

Advertidos quedáis.



Ficha Técnica


Título original: Footloose
Año: 2011
Duración: 113 minutos
Director: Craig Brewer
Guión: Dean Pitchford, Craig Bewer
Música: Deborah Lurie
Fotografía: Amy Vincent
Reparto: Kenny Wormald, Julianne Hough, Dennis Quaid, Ziah Colon, Ray Mckinnon, Miles Teller, Ser´Darius William Blain, Patrick John Flueger, Andie MacDowell
Productora: Paramount Pictures / Dylan Sellers Productions / Weston Pictures

CONCURSO: GANA UNA ENTRADA DOBLE PARA EL PREESTRENO DE "LA GUERRA DE LOS BOTONES"

11

Publicado el miércoles 19 de octubre de 2011 a las 13:18 | por Gelen
, ,

Durante esta semana dará comienzo el primer concurso que hacemos en la web, gracias a la colaboración de nuestros compañeros de Sensacine que nos han ayudado con la promoción.

Tenemos 5 entradas dobles para ver la película "La guerra de los Botones" en los Cines Renoir de Madrid el próximo jueves 27 de Octubre a las 20h

La guerra de los botones está basada en la novela del mismo nombre de Louis Pergaud, y en 1962 se adaptó al cine con notable éxito. En ella los chicos de dos aldeas vecinas se enfrentan en una lucha, donde los botones son el precio de la derrota.



Concursar es muy sencillo, sólo debes comentar en el blog o a través de Twitter (@Cinedegelen) cuál es tu película favorita del cine francés y por qué. Las mejores respuestas se llevarán las entradas y podrán disfrutar del preestreno.

El concurso finalizará el lunes a las 22h y esa misma noche se darán los nombres de los ganadores.

¡No os perdáis esta oportunidad!

Aniversarios de cine: Desayuno con Diamantes cumple 50 años

2

Publicado el domingo 9 de octubre de 2011 a las 09:00 | por Gelen
, , ,

En 1958 el escritor estadounidense Truman Capote, escribió Breakfast in Tiffanys otra novela más de su prolífica carrera, sin pensar, que ésta se convertiría en icono y legado de muchas generaciones posteriores.

Este mes se cumplen 50 años del estreno de esa gran película que fue Desayuno con Diamantes, medio siglo en el que su alargada sombra ha crecido de tal manera, que sigue siendo en nuestros días un referente del cine y del glamour, y que por supuesto elevó a su protagonista Audrey Hepburn al firmamento de las estrellas del celuloide.

La película nos trae la historia de Holly, una actriz sin oficio, que subsiste gracias a las generosas contribuciones que sus adinerados acompañantes le ofrecen para ir al tocador. Superficial, ambiciosa y cazafortunas, vive a la espera de encontrar un buen (millonario) marido que finalmente la mantenga. Vive de acuerdo a sus propias normas, es decir, sin normas, y su extravagante inocencia la convierte en un ser débil y más frágil de lo que ella cree. Su vida cambia cuando conoce a su nuevo vecino, Paul, un escritor de segunda, que para sobrevivir decide aceptar los favores de una rica mujer madura. Paul y Holly encuentran en sus soledades su punto en común y éste se ve arrastrado como en un vendaval por la actitud despreocupada y deshinbida de Holly ante la vida.




El autor y su obra

Como muchos sabréis, la obra de Capote no tiene nada que ver el guión que finalmente se rodó. En el original, Holly era una prostituta (en la película sólo se insinúa que vive de los hombres) y Paul era homosexual, la historia era mucho más oscura y sombría y ambos finales no tienen un ápice en común. Pero en la estirada América de los años 60 no se hubiese admitido nunca una película con tan explícito argumento. Muchas cosas se han dicho de las opiniones que el autor vertió sobre la película, lo cierto es que a Capote no le gustó demasiado que cogiesen su fría y áspera historia y la convirtiesen según sus palabras en una oda almibarada a Nueva York y a Holly (...) una sensiblera tarjeta de San Valentín.


Tampoco la elección del director agradó a Truman, que en un principio estuvo interesado por John Frankenheimer, finalmente fue Blake Edwards el elegido para rodar la cinta. Años después dirigiría su archifamosa El Guateque así que nos fue abriendo boca con la divertidísima escena de la fiesta en casa de Holly, con relojes en los tobillos, gente borracha, sombreros envueltos en llamas y desmayos etílicos.



Audrey Hepburn

En 1961 Audrey Hepburn era una actriz consagrada con grandes películas a sus espaldas como Vacaciones en Roma Sabrina o Una cara con ángel pero fue la cinta que nos ocupa la que la convirtió en el icono que se recuerda actualmente. Su aspecto frágil, su elegancia innata y los modelos de Givenchy que tanto sorprendieron al mundo se encargaron de ello.

Truman Capote jamás vio con buenos ojos que Audrey Hepburn participase en la película, él siempre había tenido en mente a la voluptuosa y sexy Marilyn Monroe, que según el autor encarnaba mejor el papel de mujer de "vida alegre" pero finalmente los deseos de Blake Edwards prevalecieron y consiguieron que la pequeña actriz belga interpretase a la protagonista (muy posiblemente porque la ambición rubia, desechó su participación, porque estaba harta de interpretar a chicas ingenuas) la primera consecuencia de este cambio de actrices, es que la protagonista, Holly, dejó de ser bisexual para convertirse en heterosexual y su casquivana profesión se difuminó hasta convertirse en algo casi imperceptible.



La actriz siempre dijo que éste fue uno de los papeles más difíciles de su carrera: Soy introvertida. Actuar para ser una chica extrovertida es la cosa más difícil que he hecho en mi vida

Si la actuación de Audrey y su magnífico vestuario han sido recordados para la eternidad, no menos importante fue la interpretación que hizo de la canción Moon River ¿Quién no recuerda a esa maravillosa Holly en el alféizar de la ventana con una pequeña guitarra y cantando con voz entrecortada?

La canción, compuesta por Henrry Mancini, fue escrita especialmente para ella, como diría el compositor durante su funeral Nadie la ha entendido tan bien. Ha habido más de mil versiones de Moon River, pero la suya es la mejor con diferencia. Algo que no opinaba el presidente de la Paramount que tras el primer pase de prueba dijo Lo que está claro es que esa puta canción hay que quitarla. Ofendida y sobresaltada, Hepburn dio un bote de su silla y profirió un alto y contundente ¡Sobre mi cadáver! que dejó a helados a los presentes, incluso su marido Mel Ferrer, comentaría más tarde, que había sido lo más cerca que la vio de perder los papeles en toda su vida. No se sabe si fue la vehemente defensa de la actriz o la buena acogida que tuvo el pase, lo cierto es que finalmente la canción se mantuvo en el metraje, siendo ganadora del Oscar a la mejor canción ese mismo año. Días después de conseguir el galardón, la actriz escribió personalmente a Mancini para agradecerle que compusiera ese tema para ella.




El resto del elenco

Para interpretar a Paul Varjak, se había pensado en Steve McQueen, ídolo de la época, pero como parece que en esta película las ideas iniciales nunca prosperan, no fue éste, si no George Peppard quien interpretó el papel. El motivo: la apretada agenda de McQueen.

Para Peppard un actor casi novel (sólo cuatro películas avalaban su trayectoria) le supuso el espaldarazo definitivo para su carrera en Hollywood, aunque su mal humor no hiciese fácil rodar con él. Las diferencias artísticas entre los dos protagonistas se hacían patentes en cada escena, él un actor de método cuadriculado y meticuloso, no entendía como Hepburn se dejaba llevar por su instinto y en ocasiones abandonaba el guión. A pesar de las continuas peleas ambos actores siguieron siendo amigos hasta la muerte de la actriz en el 93.




Mickey Rooney fue el actor elegido para el papel más cómico de la cinta, el vecino de Holly, el Sr. Yunioshi, encargado forzoso de abrir la puerta cuando a la protagonista se le olvidaban las llaves. En un principio Capote quedó encantado con la decisión de que al menos él apareciese en la película viendo que ni Edwars, ni Peppard, ni Hepburn le gustaban. Años más tarde confesó que era Rooney quien dañaba la espléndida adaptación de su novela. Genio y figura.

Nuestra aportación española a la película llegó en forma de aristócrata, nada menos que José Luis de Vilallonga. Gracias a la intermediación de Audrey, consiguió sin ser actor profesional, el papel de millonario brasileño que promete matrimonio a Holly. Vilallonga nunca pensó que participaría en una película de culto y de esta manera ser recordado eternamente.




Curiosidades

- Kim Novak quiso interpretar el papel de Holly Golightly, pero fue rápidamente descartada.

- Como las cuerdas de Audrey Hepburn no estaban entrenadas para cantar, tuvieron que componer Moon River en una sola octava para que la pudiese hacerlo sin dificultad.

- La joyería Tiffany tuvo que abrir en domingo para que se pudiesen rodar algunas escenas de la película.

- El vestido que lució en las primeras escenas de la cinta, fue diseñado por el modisto Givenchy que realizó tres iguales a pesar de que finalmente sólo usaron uno. Uno de ellos fue donado por el modisto al Museo de Arte Reina Sofía, otro de ellos era propiedad del famoso escritor Dominique Lapierre y salió a subasta en 2006, consiguiendo llegar a la cifra de 700.500$. El total de la recaudación fue a parar a una ONG que opera en la India. Emocionado al saber el resultado de la puja dijo Tengo lágrimas en los ojos, estoy asombrado de pensar que una prenda que perteneció a una actriz tan mágica me permitirá ahora comprar ladrillos y cemento que servirán para construir escuelas para los niños más pobres del mundo




- Cuando Audrey Hepburn tuvo que rodar las primeras escenas de la cinta, en el momento en el que desayuna frente a la joyería, tuvo que comer pastelitos daneses a pesar de odiarlos. Había tantísimos curiosos alrededor del set que los nervios le traicionaron en varias ocasiones, teniendo que comer muchos más pasteles de los que que le hubiese gustado.

- La protagonista cobró por esta película 750.000$ lo que la convirtió en la segunda actriz mejor pagada, por detrás de Liz Taylor.

- Cuando Audrey Hepburn murió, la joyería Tiffany quiso hacerle un homenaje, colocando una placa en la que hacía mención a la famosa canción de Moon River: A nuestra amiga Huckleberry.

Conclusión

Para mi Desayuno con diamantes es una preciosa metáfora de cómo nos sentimos en algún momento de la vida. La protagonista vive en un mundo superficial y egoísta, en el que se mueve como pez en el agua, entre falsos amigos y sueños de riqueza, pero nunca ha dejado de ser esa niña que sólo necesita que la quieran y que echa de menos a su hermano Fred, que se siente tan vacía, que ni siquiera quiere ponerle nombre a su gato, y que en cuanto se abre a alguien, decide esconderse en el agujero de su superficialidad por miedo a que la hagan daño.

Es una maravillosa película que hay que paladear despacio, y que con cada nuevo visionado redescubres por qué es tan especial y por qué te gusta tanto.




Ficha Técnica


Título Original: Breakfast at Tiffany's
Año: 1961
Duración: 115 minutos
País: Estados Unidos
Director: Blake Edwards
Guión: George Axelrod (Novela Truman Capote)
Música: Henry Mancini
Fotografía: Franz Planer
Reparto: Audrey Hepburn, George Peppard, Patricia Neal, Buddy Ebsen, Martin Balsam, Mickey Rooney, José Luis de Vilallonga
Productora: Paramount Pictures

Muere Steve Jobs (1955-2011) El alma de de Apple y Pixar nos dice adiós.

0

Publicado el jueves 6 de octubre de 2011 a las 01:28 | por Gelen
, , ,


Hoy nos levantábamos con la triste noticia de que Steve Jobs, fundador de Apple fallecía después de una larga enfermedad.

Muchos pensarán que la cobertura que se le está dando a la noticia es excesiva, y que a fin de cuentas "sólo" era el fundador de una compañía de éxito, pero no nos engañemos, Steve Jobs hizo mucho más por el mundo de las tecnologías de lo que imaginamos, posiblemente esas personas estén ahora mismo usando alguno de los productos que él inventó, o alguno de la competencia copiado de sus ideas.

Steve Jobs, fue el hijo de una una pareja de adolescentes que lo entregó en adopción a un matrimonio de clase media, éstos se trasladaron a Palo Alto (dónde ha fallecido) por motivos laborales, allí fue donde Jobs vio un odenador por primera vez y decidió que quería dedicarse a ello toda su vida.

En 1976, con sólo 21 años funda junto a su compañero Steve Wozniak, Apple Computer Company, sólo 6 años después esa pequeña empresa tenía 4.000 empleados. Muchos años después, la compañía de la manzana revoluciona, gracias a las ideas de Jobs, el mundo de la tecnología: Ipod, Iphone, Ipad y un sistema de descarga de música para luchar contra la pirateria (Itunes), se convierten en los buques insignia de la empresa, consiguiendo llegar a un público cada vez más amplio.

Pero como por aquí lo que nos sigue gustando es el cine, tenemos que decir, que Steve Jobs también aportó su genio a este arte.

Cuando las diferencias con el director de Apple se hicieron insalvables, abandonó la empresa que él mismo creó. Como una persona de su talento no se puede quedar en casa, compró una pequeña compañía subsidiaria de LucasFilms, llamada The Graphics Group, a la que rebautizó como Pixar. ¿A qué os suena?



En un mundo donde las películas de animación (vamos, las de Disney) seguían siendo hechas a mano, creó un software llamado Render Man (para que nos entendamos, un programa que interpreta las escenas en 3D y las aplica a una imagen bidemensional) con el que desarrolló la primera película generada completamente por ordenador Toy Story. Como ya sabéis todos, fue un éxito increíble, que no soló permitió crear una trilogía, si no que colocó a Pixar en referente del cine de animación. Después de algunas discrepancias con Disney, ésta compró la compañía (convirtiéndole en el accionista individual con más acciones, un 7%). Jobs puso al frente del departamento de animación a uno de los suyos John Lasseter. Después llegaron las demás: Bichos, Cars, Up, Ratatouille, Los Increíbles, Wall-e...


Steve Jobs nos ha dejado, y no hago más que pensar en la de cosas que habría podido crear si le hubiésen dejado más tiempo entre nosotros.

Ahora sólo nos queda disfrutar de sus ideas y del trabajo de tantos y tantos años.

Muchas gracias Sr. Jobs por no dejar que me aburra en el metro sin música, gracias por permitirme hablar con mi novio, que está a 2.700km, todos los días, gracias por
por hacerme sentir como una niña cada vez que veo el nombre de Pixar, gracias por hacernos la vida un poco más sencilla y divertida. De verdad, muchas gracias.



Si hoy fuese el último día de mi vida ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?