Mensaje de bienvenida

¡Bienvenidos todos al cine de Gelen!

Yo soy Gelen, y aquí podréis leer mis críticas de cine, tanto de películas de cartelera como de películas más antiguas.

¡Espero que disfrutéis leyéndolo tanto como yo escribiéndolo!

La herencia Valdemar de José Luis Alemán (2010)

1

Publicado el martes 2 de febrero de 2010 a las 10:24 | por Gelen
, ,

La herencia Valdemar Hay estos días en cartelera una extraña película pionera entre las de su clase, una película distinta a las demás, una película que impresiona, que te sorprende... ¡Una película española sin subvención!

Así es, los científicos no estaban seguros de su hallazgo, parecía que este tipo de cine se había extinguido, pero un brote de esperanza surgió en el infierno de ayudas y subvenciones, una película en la que alguien creyó, y que no tuvo que mendigar dinero por las altas esferas culturales.

Sólo por eso, La herencia Valdemar exigía moralmente ir a verla al cine, aportar con mi entrada un granito de arena a la causa en contra de las subvenciones cinematográficas que son un cuelo (¿Alguien se ha leído alguna vez los requisitos que debes reunir para poder optar a alguna de esas ayudas, sólo un escaso grupo de elegidos en este país lo pueden hacer, y a esos personajes no les hace ninguna falta)

Entré en el cine sin saber mucho del argumento (pero con esa asombrosa sensación de estar haciendo un bien social)

La primera toma de contacto no es muy buena alguna cara vagamente familiar procedentes de series españolas y como siempre muchísimo mal actor.

Con los centenares de actores que hay en España, me cuesta pensar que los que aparecen en el cine sean los mejores, supongo que los productores sólo buscan caras familiares que sean reconocidas por el público, da igual que su capacidad de actuación roce las más ínfimas cotas de lo soportable, tienen que aparecer porque hacer la publicidad es mucho más sencillo con famosetes aunque sean de medio pelo, que con cuatro actores que no los conocen ni en sus casas. Así asistimos a frases dichas entre dientes, miradas que pretenden expresar lo que el guión no ha conseguido hacer entender, susurros a media voz y sobreactuaciones sin límite.

La herencia Valdemar peca también de pretenciosa, ya que está realizada para ser contada en dos partes (esperemos que no se planteen una trilogía). El poder realizar una segunda parte de una película, está al alcance de muchos, siempre y cuando la original haya cosechado un éxito relativo. Sólo algunos pocos escogidos (ahora sólo se me viene a la cabeza Peter Jackson y Spielberg) saben que su producto será un taquillazo garantizado en el cine y preparan su película para realizar segundas partes antes de conocer los resultados.

En España pocas secuelas tenemos en nuestro haber, (una de las últimas la infumable [• Rec 2]) pero dar por hecho que esta película será lo suficientemente buena como para que la gente quiera ir a ver el desenlace, es tirarse a una piscina que probablemente esté más seca que nuestro querido río Manzanares.


La narración de la película es atropellada y carente de hilo conductor. Comienza con la historia en la época actual (aunque el director le haya querido meter algunos detalles que nos hagan dudar de la ubicación temporal de la historia) a mitad de la película asistimos a una narración paralela que te adentra en pleno Siglo XIX, de la mano de otros protagonistas diferentes que te obligan a olvidarte de la primera trama. Y cuando al final tienes una visión global de lo que estás viendo aparecen unos títulos de crédito que te dejan con la sensación de haber asistido a un espectáculo de circo en el que no tienes muy claro si eres el público o el león pasando por el aro.

Cuando la segunda parte de La herencia Valdemar llegue a las carteleras, yo me quedaré en casa, no me importa no descubrir el misterio que rodea la historia, no me importa quedarme con la intriga, porque siento que con estos 7,50 € ya he contribuido a la causa de las subvenciones, y una es solidaria, no estúpida.

Por cierto... ¿Alguien ha notado un ligero tufillo a copia con la estética de El laberinto del Fauno?

Comparte esta entrada:

  • Stumble upon
  • twitter

Comments (1)

El pasado domingo vi la película y sólo diré que no puedo estar más arrepentido. Creo que son los 8 eurazos peor gastados de la historia.

Publicar un comentario en la entrada