Mensaje de bienvenida

¡Bienvenidos todos al cine de Gelen!

Yo soy Gelen, y aquí podréis leer mis críticas de cine, tanto de películas de cartelera como de películas más antiguas.

¡Espero que disfrutéis leyéndolo tanto como yo escribiéndolo!

Apartamento para tres con Cary Grant (1966)

1

Publicado el viernes 12 de febrero de 2010 a las 10:44 | por Gelen
, ,

Apartamento para tres con Cary Grant En 1966 un Cary Grant cargado de películas inolvidables a sus espaldas, quiso decirle adiós al mundo del cine. Su estrella seguía brillando en el firmamento cinematográfico, pero él ya estaba algo cansado para seguir soportando los duros rodajes, y quiso centrarse en otro tipo de trabajos detrás de las cámaras.

Para su última película Grant eligió un guión de Sol Soaks, una comedia de enredo donde él era el protagonista.

Con la perspectiva que dan los años, la decisión de Cary Grant fue una de las mejores que pudo tomar, y finalizar su etapa como actor con esta comedia un gran acierto, un papel hecho a su medida en el que podía sacar a relucir su maravilloso encanto y su carismático humor británico.

Sir William Rutland (Cary Grant) americano en viaje de negocios, llega a Tokio en plena fiebre de los juegos olímpicos, lo que ha dejado a los hoteles con el cartel de completo sin una sola habitación en toda la ciudad.

Ante la imposibilidad de hallar alojamiento, encuentra el anuncio de una compatriota, Christine Eston, que alquila una habitación en su casa. Rutland tendrá que hacerse un hueco entre las normas de su complicada y maniática casera para conseguir poder ducharse o hacerse un simple café.

La llegada del equipo olímpico americano y la insistente perseverancia de Rutland provocarán que un atleta sin hueco en la ciudad olímpica le realquile parte de su habitación a espaldas de la dueña de la casa.

Desde ese momento la convivencia en el pequeño apartamento se vuelve insostenible, sobre todo por la manía de Rutland de intentar provocar un flechazo entre sus compañeros de alojamiento.

El género de la comedia, además de ser bastante infravalorado en el mundo del cine, es para mi uno de los más complicados. Es muy fácil hacer llorar pero no lo es hacer reír y sobre todo hacer reír con una película buena, de humor inteligente, que no caiga en la caspa ni en el chiste fácil. Apartamento para tres es una comedia blanca sin dobles intenciones, que te hace disfrutar y reír con cosas sencillas, sin que el espectador piense que te burlas de él y de su inteligencia.

Una película bastante desconocida para el gran público pero enormemente divertida, que merece un hueco en las estanterías de los grandes clásicos, y no sólo por que fue el certero broche a una carrera inigualable como la de Cary Grant, si no porque esta película se lo merece por sí misma.

No os podéis perder una de las mejores comedias de todos los tiempos, que os hará pasar una tarde inolvidable.

Comparte esta entrada:

  • Stumble upon
  • twitter

Comments (1)

Una película maravillosa, que me trae muy buenos recuerdos y me hace reirme a carcajadas cada vez que la veo. Gracias por hablar de ella!

Publicar un comentario en la entrada