Mensaje de bienvenida

¡Bienvenidos todos al cine de Gelen!

Yo soy Gelen, y aquí podréis leer mis críticas de cine, tanto de películas de cartelera como de películas más antiguas.

¡Espero que disfrutéis leyéndolo tanto como yo escribiéndolo!

The code con Antonio Banderas (2009)

2

Publicado el miércoles 20 de enero de 2010 a las 02:40 | por Gelen
,

The code con Antonio Banderas Primera imagen: Dos joyeros con un maletín valorado en millones de dólares se disponen a cruzar la ciudad en metro (si, en metro, porque dicen que así pasarán inadvertidos, ¡inaudito!) mientras charlan animadamente. Al pasar cerca de unas obras suena un guitarreo español y unas inconfundibles castañuelas...¡¡Oh my God es Antonio Banderas!! A la escenita sólo le faltaban las azúcar moreno vestidas de faralaes cantando aquello de "tus ojos bandido, robaron con cuento..."

La directora Mimi Leader (Cadena de favores, El pacificador) crea un mundo disperso y rancio de ladrones con poca gracia, que quieren dar el golpe del siglo, al robar unos huevos Fabergé para saldar viejas deudas con unos antiguos compañeros de correrías.

El reparto llama la atención, al frente de la película, Morgan Freeman, actor curtido en mil y un personajes que le han dotado de ese halo de infinita sabiduría y total credibilidad que produce su sola presencia en la pantalla, Pero esta película es un caso aparte, es producto nacido para morir en las estanterías de algún videoclub de segunda categoría. Él, que partenaire de los grandes, de Clint Eastwood, de Tom Hanks, de Paul Newman de Robert Reford, con este trabajo da un paso atrás en su carrera y se coloca en una posición vergonzosa que espero que Invictus logre restablecer.

Por otro lado Antonio Banderas, el inigualable Antoñito. Si, es que por mucho que lo intente, por mucho que quiera evitarlo (si es que realmente quiere) Antonio en Hollywood, siempre será ese españolito gracioso que se casó con Melanie Griffith que tiene una hija con nombre extraño y que ha sido el modelo de cientos de hombres que se hicieron la cirugía estética queriendo tener sus posaderas. Sus papeles siempre encasillados en el típico latino potente que se liga a la "buenorra" de turno puede que hace años tuvieran su gracia, ahora resultan un patético intento por no querer envejecer.

La película en sí, no sirve ni como mero entretenimento, con un guión rematadamente flojo, millones de errores de montaje, y diálogos escasos e infantiles. Pero realmente es imposible concentrarse en la película, teniendo a Banderas en cada plano, poniendo caritas de gigoló, con la inefable musiquita de la guitarra española de fondo (¿quién pensó que sería divertido poner la música TODAS las veces que saliese?) y con ese mechón de pelo engominado que se le cae "sugerentemente" por la frente acentuando una prominente calvita.

Antonio desde mi humilde opinión sólo te daré un pequeño consejo: tienes que aprender a envejecer. Que para tus casi cincuenta años estés en buena forma y aún hagas las delicias de la Griffith me alegra un montón, pero no puedes seguir eternamente interpretando los papeles que hacías cuando tenías 30, o pronto te convertirás en una Ana Obregón cualquiera.

Es más, el mejor papel que ha hecho en toda su vida, ha sido el de Che Guevara en la película Evita cuando no intentaba hacerse el más machote de la película, simplemente actuando. Pero ya hablaré algún día de ese gran musical, ahora mismo sólo aconsejo encarecidamente un olvido fácil y rápido de esta cinta, hacedlo por Freeman, él no se merece esto.

Comparte esta entrada:

  • Stumble upon
  • twitter

Comments (2)

Curioso reparto el de esta película. ¿Ya no está en la cartelera?

No, gracias a los avispados distribuidores, sólo duró un par de semanas en cartel y la retiraron de todos los cines.

¡Gracias por comentar!

Publicar un comentario en la entrada